Grupo de trabajo de la ONU en Copenhague
Grupo de trabajo de la ONU en Copenhague. Foto: COP15.

La semana pasada surgieron dos borradores del acuerdo final de la Cumbre de Cambio Climático en Copenhague, que serán discutidos en estos días. Si bien muchos de los elementos presentes en estos textos preliminares aún están en discusión, los puntos principales son que los países ricos deberían reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 25 por ciento para 2020, como así también evitar que la temperatura global no aumente más de 1,5 o 2 grados.

Dos acuerdos en lugar de uno

Según se explica desde BBC Mundo, lo más significativo de estos borradores es que se perfila como resultado final la creación de dos documentos en lugar de uno. Uno establecería una visión compartida sobre las medidas a implementar de manera conjunta a largo plazo, mientras que el otro sería una extensión del Protocolo de Kyoto, algo que favorecería a los países en desarrollo ya que no forman parte del mismo.

El borrador apunta también a que los países ricos suministren dinero a las naciones más pobres hasta 2012 -año en que finaliza el protocolo vigente hasta el momento desde 1997- para que éstas puedan luchar contra el cambio climático. A pesar de que no se proporcionaron mayores detalles acerca de cuánto capital se destinará finalmente para ayudar a los países en desarrollo, la Unión Europea (UE) anunció que asignará 2400 millones de euros anuales de 2010 a 2012.

Lo concreto es que muchos de los elementos presentados en estos borradores aún están entre paréntesis, como es el caso de la temperatura máxima fijada: mientras algunos se extienden a 2ºC, otros creen que no debe superar los 1,5ºC. Al mismo tiempo, estas primeras aproximaciones a lo que sería un futuro acuerdo produjeron varios roces entre distintas potencias, como es el caso de Estados Unidos y China.

Cuestionamientos de Estados Unidos y China

De acuerdo con ElPaís.com.uy, USA cuestionó el proyecto de acuerdo considerando que no exige suficientes esfuerzos a los grandes países en vías de desarrollo. El representante norteamericano en la cumbre Todd Stern, sostuvo que el proyecto no llama a comprometerse a las economías emergentes para que reduzcan sus emisiones de carbono.

Al mismo tiempo, China también manifestó su desacuerdo con este borrador, sosteniendo que una financiación a corto plazo para ayudar a los países en vías de desarrollo no sería la solución. “Lo más importante sería tener un mecanismo operativo al menos a mediano plazo, garantizando fondos a los países en vías de desarrollo”, sostuvo el viceministro chino de Relaciones Exteriores, He Yafei.

Este documento, entonces, será debatido durante esta semana y presentado a los ministros de Medio Ambiente de todo el mundo, al mismo tiempo que se espera en la cumbre la llegada del presidente de EEUU, Barack Obama, el de Brasil, Lula da Silva y el de Bolivia, Evo Morales, entre otros.

Más Información:
COP15 (En Inglés)
BBC Mundo
ElPaís.com.uy