Otra imagen del parque. Foto: arte-nuevo.blogspot.com
Foto: arte-nuevo.blogspot.com.

Convencidos de que el inacabado tren eléctrico limeño es el residuo urbano más interesante de nuestra ciudad, el colectivo español Basurama puso en marcha desde los últimos días del mes de enero una intervención en uno de sus tramos abandonados ubicados en Surquillo, específicamente en el cruce de las avenidas Angamos y Aviación, con el fin de recuperarlo y crear conciencia sobre el transporte público de una gran ciudad de 9 millones de habitantes.

Haciendo uso de materiales de bajo costo y/o reutilizables, como cuerdas y llantas, el grupo creó en la zona una especie de parque de diversiones. “La reutilización es el camino para reducir los desechos que generamos”, explica al respecto Alberto Manclares, miembro del grupo que llevó adelante la curiosa muestra que “además de ser artística es arquitectónica”.

“La idea es activar un espacio abandonado y dárselo nuevamente a la comunidad, dejar una iniciativa para que luego el resto lo tome como parte de sí”, añade Christians Luna, coordinador local del proyecto denominado Residuos Urbanos Sólidos (RUS), el cual a su vez se presenta como una plataforma de intercambio cultural entre artistas de diferentes países.

“El tren eléctrico es el espacio más seductor de la ciudad”, continúa Manclares. “Esta lengua infinita de hormigón, de concreto muerta desde hace 20 años es una enfermedad de la ciudad, pero es un regalazo para los artistas”, asegura.

Tan claro le resulta ello a Basurama que este 5 de febrero inaugurarán una exposición sobre lo ocurrido en Surquillo. De esta forma, la muestra Residuos Urbanos Sólidos: RUS Lima AutoParque Público se inaugurará a las 7:30 p.m. en el Centro Cultural de España, Natalio Sánchez 181, Santa Beatriz.

Además de Luna, colaboran con RUS Sandra Nakamura, Camila Bustamante, El Cartón (colectivo de estudiantes de arquitectura), Recurseo, el grupo C.H.O.L.O., Playstationvagon, El Codo, el colectivo Motivando Corazones, María Pía Raschio, Diego Rossell y La Factura.

Más noticias de Perú:
Perú: La lucha contra el cambio climático costará hasta 300 millones de USD al año
La versión latinoamericana de Beds are Burning (Video)