Foto: adn.es

En los últimos cinco años la industria de madera del país redujo el consumo de este material proveniente de la Amazonía de 24,5 millones de metros cúbicos a 14,2 millones que se registraron en el 2009. Estos datos fueron divulgados luego de un estudio realizado por el Ministerio de Medio Ambiente, dónde las cifras demuestran menores niveles de tala destinada a la industria inmobiliaria.

Esta novedad se suma a la reducción de la tasa de deforestación en el 2009, registrando un 48 por ciento menos que en el año anterior. El aumento de controles públicos, la sustitución de esta materia prima por otros materiales y la crisis económica mundial serían las principales causas de esta situación, favorable para la protección de una de las áreas con mayor biodiversidad del mundo.

Según el documento, la utilización del PVC, aluminio y aglomerados en la industria mobiliaria han ayudado a reducir los niveles de tala producida en busca de madera. Como se explica desde Efe Verde, en gran parte esto se dio por los controles ejercidos desde el 2005 a cargo de autoridades brasileñas, quienes lograron poner cierto freno a la deforestación ilegal.

Además, la crisis económica de los años 2008 y 2009 tuvo incidencia en las exportaciones, las que disminuyeron sustancialmente en el último período. Así, de un 36 por ciento exportado en 2004 se pasó a un 21 por ciento en 2009.

A pesar de que el documento haya presentado cifras positivas en relación con años anteriores, lo cierto es que la Amazonía, y la enorme biodiversidad que contiene, siguen en riesgo a causa de la actividad humana que se ha ido extendiendo en la zona. Incluso, como te contamos hace algunas semanas, un informe del Instituto Nacional de Investigación Espacial alertó que si no se la protege de manera más estricta, la Amazonía podría reducirse en un 50 por ciento en el transcurso de los próximos 40 años.

Respeto al 2010, datos oficiales informan que en los primeros cuatro meses la región perdió 260 kilómetros cuadrados de vegetación. Así, la tala sigue siendo la principal fuente de emisión de dióxido de carbono (CO2) en el país. En este sentido, urge concretar las medidas presentadas por el gobierno que pretenden disminuir en un 80 por ciento la deforestación para el 2020. Si bien estas noticias son algo alentadoras, todavía queda mucho trabajo por delante para preservar a uno de los pulmones más importantes de nuestro planeta.

Notas relacionadas:
Estudio: La mitad del Amazonas podría dejar de existir en el 2050
Brasil: Expansión urbana en la Amazonía
Brasil: El ecosistema del Pantanal está perdiendo su masa forestal