Foto: daylimail.co.uk

Amazon es una de las compañías más grandes del mundo. Hoy se puede encontrar un sinfín de productos en su parrilla y como tiene millones de usuarios en el mundo y en vista y consideración que el planeta se está yendo al tarro de la basura, decidió tratar de hacer algo para, por lo menos, quedarse con su conciencia tranquila.

Se trata de una nueva modalidad en los envíos de sus productos llamada “transacciones electrónicas concientemente ambientales” y que en el fondo ofrece bonos de carbono y opciones de envío que sean amigables con el medioambiente. Pero como suele ser todo en el mundo ecológico, es más caro y más lento, pero a lo que apela justamente Amazon, es que te sientas menos mal a la hora de comprar algún producto.

Según Amazón es un “método implementado computacionalmente para informar a un cliente del impacto ambiental de una transacción en un ambiente electrónico” , de esta manera los compradores pueden saber cuántas emisiones de CO2 está produciendo su compra.

Por Aníbal Valenzuela. Vía: Veo Verde.

Más sobre Responsabilidad Social Empresaria:
La nota eco de la semana: Walmart y los paneles solares por la revolución energética
La nota eco de la semana: General Electric lanza el Ecomagination Challenge
Perú: Roche recibe la certificación LEED