Foto: Clarín

Hace unas semanas te contamos sobre la iniciativa que pretende fomentar la instalación de techos verdes en los edificios de la ciudad. En esta oportunidad, la propuesta es hacer que las paredes de varias autopistas también se vuelvan más ecológicas: el Gobierno porteño quiere incluir plantas en los muros para, además de volverlos más estéticos, disminuir el impacto del tránsito incluyendo vegetación en lugares donde prevalece el cemento.

Teniendo en cuenta que las plantas ayudan a moderar las temperaturas, atenuando la contaminación del aire y la sonora, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño comenzó esta semana a armar un jardín vertical en la bajada de la autopista 25 de Mayo sobre la avenida 9 de Julio. La idea es extender la propuesta a otros puntos de la ciudad.

De acuerdo a Clarín, el sistema implementado es una red de caños que fueron perforados para sujetar las plantas, las cuales reciben humedad a través de un goteo interno. Después de perforar el suelo e instalar una bomba de extracción, se trasplantaron 2.400 plantines de Vinca, Manto de Virgen, Asparragus y Hiedra Helix, los cuales no necesitan de un gran mantenimiento.

La idea es probar esta instalación por seis meses para luego implementarla en ortos lugares como el túnel de Libertador y el muro que rodea al estadio de River.

La vegetación disminuye la contaminación, mejora la calidad del aire y vuelve a los espacios más agradables. En un mundo en que cada vez más construcciones van restringiendo los espacios verdes, se vuelve necesario realizar este tipo de iniciativas para compensar y darle un respiro a la ciudad.

Notas relacionadas:
“La conquista del desierto urbano”: Buenos Aires tendrá jardines en las azoteas
La Ciudad de México y las azoteas verdes
Estudio: Los techos verdes podrían captar más de 55 mil toneladas de carbono